TAILANDIA

TAILANDIA

Tailandia en 8 días – Nuestro itinerario

DÍA 1 Empezamos este itinerario de viaje a Tailandia de 8 días por la capital del país: Bangkok. Llegamos a las 08:00 de la mañana al aeropuerto de Bangkok y directamente cojimos un taxi hasta el hotel. Recomendamos sacar dinero en España o directamente al aterrizar en el aeropuerto; ya que no aceptan pagar con tarjeta. Nos cobraron 1200 Baht (33,27€) desde el aeropuerto hasta el hotel. Una locura la verdad, pero no regateaban y no había nada más. Nos alojamos en el hotel Royal President Bangkok (45€/noche) un hotelazo. Una habitación amplia, ducha, bañera, televisión, sofá, cama de matrimonio, muy recomendable la verdad. Al llegar al hotel hicimos el Check In y nos dijeron que hasta las 13:00 no podíamos entrar a la habitación, por lo que decidimos dejar las maletas y empezar a patearnos la ciudad. Para empezar dimos una vuelta en barco por Bangkok; primero de todo visitamos la parte más turística donde estaban todos los monumentos y luego por canales más pequeñitos llegamos a las casas de madera al lado de la orilla, donde vivía mucha gente local.. El tour en barco fue de 1 hora y nos costó 2000 bahts (55,95€). El barco nos dejó cerca de los templos más importantes de la ciudad: Grand Palace, Wat Pho, Wat Phra Kaew, etc. Decidimos entrar sólo a Wat Pho, la entrada eran 200 bahts por persona. Es un templo muy bonito. Dentro se encuentra un buda enorme tumbado, es por eso el nombre del templo. Wat Pho significa Buda Reclinado. Decidimos no entrar a los otros templos, pero, los visitamos desde fuera, ya que se veía algo. El Grand Palace, por ejemplo, costaba 500 bahts por persona, pero, dicen que es el mejor templo de la capital. A media tarde volvimos al hotel, un bañito en la piscina y a cenar a Koh San Road, una obligación pasar una noche por aquí jeje. Era sábado y había un ambientazo! Es una calle llena de puestos de comida y pubs. El mejor sitio para salir de fiesta. Nos animamos a cenar unos bichos de un puesto y una cerveza local “Chang” no parareis de verla en todos los sitios.

DÍA 2 Siguiente día aprovechamos para visitar un parque Lumphini Park, un sitio genial para desconectar un poco del caos de la ciudad. Después dimos un paseo visitando diferentes sitios y nos fuimos a comer a ChinaTown, unas gambas rebozadas y un estilo de pincho moruno y para el hotel que a la tarde salía nuestro vuelo hacia el norte de Tailandia: Chiang Mai. En Bangkok, si no consigues que te pongan el meter en el taxi te sale un poco caro; así que lucha por que te lo pongan. Si no, se puede ir también en tuk tuk, la cosa es, que para que te salga barato, los conductores de tuk tuk tienen un convenio con las tiendas de trajes de la ciudad que por cada extranjero que llevan les dan 5 litros de gasolina gratis para el tuk tuk. Por lo que si quieres que te salga barato el trayecto, tienes que estar en una tienda de trajes durante 5-10 minutos. No tuvimos muy buena experiencia en esto, ya que tu sabes que no quieres comprar y tienes que hacer como que sí y hay gente que se te enfada. Encima si al del tuk tuk no le dan el sello para los 5 litros se marcha y te quedas colgado… Llegamos a Chiang Mai de noche y directos al hotel. Donde pasamos las siguientes 3 noches. El hotel se llamaba “Eurasia Chiang Mai” un hotel muy tranquilo y muy recomendable. No se escuchaba nada.

DÍA 3 El lunes, nos despertamos pronto e hicimos un Tour: a las 09:00 teníamos al taxi en el hotel, nos recogieron y primero nos llevaron a un lugar de orquídeas y mariposas, la verdad es que si tienes tiempo, merece pasarse, nos explicaron como las plantaban, que hacer para que salieran nuevas, la importancia de las flores allí, etc. un sitio muy chulo. Tras ver esto, nos llevaron a ver a la tribu de las mujeres jirafa, en alusión a sus cuellos largos enroscados por anillos dorados. Estas mujeres viven del turismo, viven de vender lo que van haciendo, figuras, pañuelos, etc. Después de la tribu, decidimos ir a ver el show de King Cobra. La verdad que fue algo más de media hora muy entretenida, luego además nos dejaron estar con las diferentes serpientes que tenían en el recinto. Entrar al show nos costó 200 bahts. Esa noche nos fuimos al centro de Chiang Mai y cenamos en el mercado, la verdad es que se cena muy bien, hay buen ambiente y es bastante barato.

DÍA 4 El martes teníamos otro tour reservado. Este tour era más aventurero, al igual que el otro nos recogieron en el hotel y nos llevaron a una zona de montaña, es donde empezaba el paseo por el río en canoa. No se le podía ni llamar ni canoa jeje, eran 7 tubos de bambú que te entraba el agua por todos los lados. El paseo duró alrededor de una hora. Después de esto nos llevaron a visitar elefantes, era una de las cosas que más ganas teníamos. No queríamos ir a ningún sitio donde los elefantes estuvieran sedados, no queríamos montar en ningún elefante ni nada. Por suerte, conocimos a una chica que cuando era pequeña rescató un elefante ciego y lo empezó a cuidar. Hoy en día tiene 3. Pudimos darles de comer y nos bañamos con ellos. fue una experiencia muy buena; en el agua por ejemplo, para jugar te echaban agua en la cara desde la trompa. Después del baño, nos llevaron a comer a un restaurante local donde comimos arroz y fruta, la verdad que estaba todo muy rico. Fue un momento donde pudimos conocer a más gente que estaba haciendo el tour con nosotros, gente de todos los lados; la verdad que gente muy maja. La siguiente parada fueron las cascadas. No es algo espectacular, pero está bien, algún que otro saltito y un poco de relax mientras tomábamos un cafecito. El tour terminó en una tribu local, donde por lo que sentí te llevaban allí a que compraras, ya que tampoco había nada más. Esa noche, teníamos ganas de poder comer en algún sitio algo más elegante, sentarnos a gusto y comer comida italiana. Decidimos cenar en el hotel Le Meridien; qué rico estaba todo! La cena nos salió por 30€, algo caro para ser Tailandia; pero, darte un caprichito de vez en cuando no viene nada mal.

DÍA 5 El miércoles llegó el día de volver a volar; esta vez el destino era Koh Tao, una islita al este de Tailandia. Necesitábamos playa ya! Aquí pasamos los siguientes 4 días. Volamos de Chiang Mai a Bangkok y de Bangkok a Koh Samui. El vuelo es bastante caro, nos salió por unos 130€ por persona, hay opciones más baratas, en bus por ejemplo, pero, al tener pocos días no nos merecía. En Koh Samui cogimos un ferry (600 baht por persona) y en 2 horas estábamos en Koh Tao. Al llegar, vimos un cartel de nuestro hotel y allí nos acercamos, era el taxista que nos llevaba al hotel. Nos alojamos en el Simple Life Cliff View Resort, una auténtica gozada. Teníamos el apartamento número 202 y la terraza daba para el mar, primera línea de playa, en serio os digo que no nos lo creíamos. El hotel estaba genial, nos trataron super bien desde el momento que llegamos hasta el día que nos fuimos. Recomendaría todos los hoteles, pero sin duda el que más recomendaría sería este. Nos salió por 75€ la noche. Esa tarde aprovechamos para dar un paseo por Koh Tao y visitar una escuela de buceo que nos habían recomendado: PURA VIDA, la mencionaré bastante en el blog, ya que nos ha enamorado. Es una escuela de buceo llena de españoles, chilenos, argentinos, todo hispanohablantes. Nos atendieron genial en la escuela, nos dieron un mapa, nos explicaron que visitar en toda la isla y en que sitios cenar. Nos recomendaron restaurantes locales, poco turísticos y de muy buena calidad. Esa noche cenamos al lado de la playa, en un chiringuito, un pescado que estaba muy rico.

DÍA 6 El jueves, nada más despertarnos, desayuno en el buffet (muy rico) y alquilamos una moto. Nos pasamos el día con la moto de playa en playa (la moto nos salió por 200 bahts/día). Al alquilar la moto, te obligan a dejar el pasaporte como fianza; algo a tener en cuenta. Es una isla muy pequeñita, muy tranquila, y famosa por todo el tema del snorkel y del buceo. Es una pasada! Alquilamos unas gafas y un tubo de buceo y nos fuimos a Tanote Bay . Desde la orilla sin entrar al agua ya se veían infinidad de peces. Nos pareció un lugar increíble, como dicen allí una zona con mucha vida. Vimos hasta tiburones pequeñitos, bastante comunes en este zona. Antes de comer decidimos cambiar de playa, nos fuimos a “Thian Og Bay Shark Bay”. Hay que entrar desde el “OK 2 bungalow”; ya que, si entras desde el resort te van a hacer pagar. Por lo que nos comentaron, en esta playa puedes ver 9 tiburones ballenas y 2 tortugas gigantes, no conseguimos ver ninguna. Esta playa no nos gustó mucho. Comer algo por allí y nos fuimos a Ao Leuk . Es una playa en la que hay que pagar 100 bahts, incluye una consumición y wifi en la playa. Tienes hamacas con sombrilla y la verdad que está genial para echar una siestita después de comer. Nos dimos un bañito y a eso de las 17:00 decidimos ir para el hotel a ver el atardecer a la terraza con una cervecita. Esta playa tiene horario, a las 18:00 cierran la playa. Cenamos en un restaurante muy local: “995 Roasted Duck”. Como veréis en las opiniones de Trip Advisor, uno de los mejores sitios de la isla. Recomendación: noodles con pato.

TAILANDIA

DÍA 7 El viernes, era el día del buceo, hicimos una reserva de un bautizo para 2 personas. Como os hemos comentado antes, lo hicimos en la escuela: PURA VIDA. Nos salió por 3500 bahts por persona (alrededor de 100€ por persona). Quedamos a las 11, una clase teórica de una horita, a comer y a la 13:00 nos recogieron con el barco. Nos llevaron a la isla “Nangyuan”. Hicimos 2 inmersiones y fue BRUTAL. Nunca habíamos hecho buceo antes y nos ha encantado. Agradecer a Javi y a Boira, unos instructores geniales. Nos regalaron una camiseta a cada uno de Pura Vida. A la noche dimos un paseo por la isla, por los pubs de la playa más grande de la isla “…” que la teníamos al lado del hotel.

DÍA 8 Último día entero en Koh Tao, ya que el domingo a la mañana cogíamos el vuelo de vuelta. Casualidad era Songkran (año nuevo tailandés), un auténtico fiestón! Se paralizadaba el país jajajaja! Todo el mundo con su pistolita de agua y a la calle. Fiesta en todo los rincones de la isla. Os lo recomendamos vivirlo alguna vez en la vida. Decidimos aprovechar la mañana para visitar algo y fuimos a Mango View. Es un monte con un chiringuito en la punta donde se ven todas las vistas de la isla. Es bastante complicado subir hasta arriba con la moto; por lo que recomendamos subir hasta donde podáis y luego dejar la moto ahí aparcada. Está bastante bien el sitio, pero, no es nada del otro mundo. Después de estar en el mirador nos fuimos a “…” una playa pequeñita con bastante roca. Comimos en el chiringuito que está ahí mismo. Se come bastante bien a buen precio. Después de comer nos fuimos de fiesta. Para las 22:00 de la noche ya estábamos KO ya que la fiesta empieza desde la mañana. Así que al hotel hacer las maletas y así terminó nuestro viaje. En general, ha sido un viaje que nos ha gustado mucho. Recomendamos que sea un viaje más largo ya que tuvimos que coger muchos vuelos y ferrys en muy pocos días. Lo que más nos gustó fue Koh Tao, una islita pequeña, con muy buen ambiente y una pasión de todo el mundo que está en la isla: el snorkel y el buceo.

Recomendaciones para viajar a Tailandia

Os vamos a citar un número de recomendaciones para que tengáis en cuenta si viajáis a Tailandia:

  • Grab: una app. El uber de Tailandia.
  • En Bangkok cuidado con los tuk tuk. Para que te salga barato te obligan a estar 5-10 minutos en una tienda de trajes fingiendo que vas a comprar.
  • Crema de sol y antimosquitos. En Koh Tao si haces snorkel; cada nada date crema en la espalda.
  • No tengáis miedo a probar cosas nuevas en cuanto a la comida.
  • Los billetes del ferry es mejor cogerlos en el puerto mismo.
  • Hay que dejar el pasaporte como fianza para alquiler la moto.

Ayúdanos a difundirlo!

Cerrar menú