La capitales europeas mas de moda para visitar este invierno- Budapest, Viena y Berlín

La capitales europeas mas de moda para visitar este invierno- Budapest, Viena y Berlín

Cualquier excusa es buena para salir de viajar. Ya sea un viaje con tus amigos, un viaje con la familia, un viaje con tu clase o incluso un viaje de trabajo. Desde Yoku travel te recomendamos los destinos mas de moda para este invierno,¡y a menos de 3 horas de tu hogar!

La capitales europeas mas de moda para visitar este invierno- Budapest, Viena y Berlín
Berlín,una ciudad llena de historia:

Berlín,actual capital de la República Federal de Alemania, Tras la Segunda Guerra Mundial, Berlín quedó dividida en dos mundos ideológicamente opuestos: la zona Este,donde se creó la República Democrática Alemana y la franja Oeste, correspondiente a la República Federal de Alemania. En 1990 tras la reunificación, la ciudad recupera la capitalidad del país.

¿Qué ver en Berlín?

El muro de Berlín, principal emblema de la ciudad, fue construido en 196. El muro, con un total de 144 km, fue derrumbado en 1989. La fragmentación de Alemania en dos siempre será recordada como símbolo de la Guerra Fría. Tras la caída del muro, la ciudad entró en una gran etapa de remodelación. En Mühlenstrasse, distrito de Friedrichshain, se puede visitar más de un kilómetro de esta reliquia. Cabe destacar, que a día de hoy se conserva el East Side Gallery, 1,3 kilómetros de pared en los cuales hay más de cien pinturas que constituyen la mayor galería al aire libre del mundo. 

Además, el Checkpoint Charlie, uno de los puntos de acceso para extranjeros de Berlín Este y punto de escape clandestino de algunos habitantes del RDA, es uno de los lugares más visitados por los turistas.

Justo a pocos metros de la Puerta de Brandenburgo encontramos el Memorial del Holocausto, diseñado por Peter Eisenman, formado por 2.711 bloques de hormigón que inmortalizan los horrores del Holocausto judío.

Si seguimos viajando por la ciudad, a unos 100 metros de la Puerta de Brandenburgo, podemos hacer una parada en el Reichstag, monumento neorenacentista, que desde 1999 es sede del Parlamento Federal de Alemania. La cúpula, una de las partes más visitadas por los turistas, mide 40 metros de diámetro, hace 3,5 metros de altura y pesa 800 toneladas

Potsdamer Platz, espíritu de la ciudad, es un entramado de comunicaciones entre el antiguo centro de la ciudad, el este y el entonces nuevo Berlín oeste. Durante los años 20 fue uno de los puntos más populares de Europa. A día de hoy, en la plaza podemos encontrar rascacielos y centros comerciales que sellan la nueva época de Berlín.

Unter den Linden, principal bulevar de la ciudad, se recuerda desde sus inicios como un centro neurálgico de la vida cultural berlinesa.

Alexanderplatz, originalmente Ochsenmarkt, es uno de los centros culturales, económicosy comerciales de la ciudad. La plaza se encuentra próxima a monumentos y edificios antiguos  tales como el ayuntamiento (Rotes Rathaus) y la catedral de Berlín.

Cerca de esta plaza econtramos Fernsehturm, la torre de televisión más alta de la Unión Europea. Inaugurada en 1969, fue edificada por la Alemania socialista. La construcción mide 368 metros.

Siegessäule, denominada también columna de la victoria, es un monumento de 69 metros de altura situado en el parque Tiergarten. Si accedéis a su cúspide podréis disfrutar de vistas espectaculares de la ciudad. 

Viena:

La capitales europeas mas de moda para visitar este invierno- Budapest, Viena y Berlín

La capital imperial de la música clásica

La capital imperial de la música clásica y una de las ciudades más bonitas de Europa.

¿Qué debemos ver en Viena?

la capital imperial de la música clásica y una de las ciudades más bonitas de Europa.

El Palacio de Schönbrunn es uno de los lugares más increíbles que ver en Austria. Es nuestro palacio favorito,sobre todo por sus enormes y cuidados jardines, en los que destacan las vistas desde la glorieta y un bonito jardín laberinto. La visita discurre entre enormes salones lujosamente decorados y habitaciones con objetos de la antigua familia imperial. El Palacio de Schönbrunn se encuentra a unos 8 kilómetros del centro, pero es de fácil acceso en metro, tranvía o autobús.

La Biblioteca Nacional Austriaca es una de las bibliotecas más bonitas que hemos visto en el mundo y una de las mejores que cosas ver en Viena.

Esta biblioteca de estilo barroco del siglo XVIII situada junto al Palacio Hofburg contiene más de 8 millones de documentos, entre libros antiguos, mapas y papiros de la Casa de Habsburgo. Destaca su gran Sala Imperial, rodeada de altas estanterías de madera llenas de libros y también sus estatuas, frescos y globos terráqueos antiguos.

La Ringstrasse es una avenida circular de más de 5 kilómetros que pasa por muchos de los edificios y monumentos más visitados de Viena. Esta calle que rodea el centro histórico, fue construida en el lugar de una antigua muralla que protegía a la ciudad.

Además de recorrer la Ringstrasse andando puedes subir a un tranvía y disfrutar de las vistas de sus parques y edificios como la Ópera, el Parlamento, el Museo de Bellas Artes o el Palacio del Hofburg, entre otros.

El Palacio de Velbedere es otro de los grandes palacios imperiales de Viena. Este palacio de estilo barroco está compuesto por dos edificios, el Alto Belvedere y el Bajo Belvedere. Fue el palacio de verano del Príncipe Eugenio de Saboya y destaca por sus bonitos jardines de tres niveles con grandes fuentes.

Merece la pena visitar además de los jardines el Alto o Superior Belvedere convertido en museo que alberga obras maestras como “El Beso” de Gustav Klimt.

El Stadtpark es el parque más famoso y otro de los mejores lugares que visitar en Viena. Uno de los lugares más bonitos del parque es donde se encuentra el monumento dorado a Johan-Strauss, un rincón que te recomendamos no perderte. Se encuentra rodeado de naturaleza y esculturas de artistas famosos.

La Catedral de San Esteban es el edifico religioso más importante de Viena y también el lugar donde se celebró la boda y el funeral del genio Mozart.

La iglesia situada en la céntrica Plaza de San Esteban se edificó sobre las ruinas de dos iglesias y destaca por su alta torre en forma de aguja desde la que se puede ver su característico tejado de azulejos y unas fantásticas vistas del centro de Viena.

En el interior de la catedral no puedes perderte la imagen del Cristo crucificado, las Catacumbas, la Campana Pummerin y el Púlpito de Pilgram.

El Wiener Prater es el parque de atracciones más antiguo del mundo y uno de los lugares que visitar en Viena más bonitos. Este parque de 1895 conserva algunas de las atracciones de aquella época perfectamente conservadas. La Noria Gigante es su símbolo y una de las atracciones a las que subimos para disfrutar de unas bonitas vistas del parque y de Viena desde sus 60 metros.

El Prater, uno de los mejores lugares que visitar en Viena

El Palacio Hofburg, el más grande y antiguo de Viena, es otro de los palacios más importantes que ver en Viena. El complejo es enorme e incluye además de las habitaciones imperiales, el Museo de Sisi, una iglesia, la Biblioteca Nacional Austriaca o la Escuela de Invierno de Equitación, entre otros. El palacio fue la residencia oficial de los Habsburgo durante mucho tiempo y ahora lo es del presidente de Austria.

El teatro de la Ópera de Viena es uno de los templos más emblemáticos de ópera a nivel mundial. En la ópera representa sus funciones la Ópera Estatal de Viena, una de las compañías con más prestigio.

Una de los lugares más sorprendentes que visitar en Viena es la Casa Hundertwasser del artista Friedensreich Hundertwasser. Las fachadas de colores con formas irregulares y con árboles saliendo de las habitaciones son una auténtica maravilla.

En la planta baja podrás visitar un centro comercial con formas onduladas del mismo estilo, donde además podrás hacer algunas compras y llevarte algún recuerdo.

Budapest: 

La capitales europeas mas de moda para visitar este invierno- Budapest, Viena y Berlín

Budapest, ciudad más hermosa del Danubio

Dicen de Budapest que es la ciudad más hermosa del Danubio y aunque tenga un pasado duro y de estragos que casi la llevo a su destrucción en la Segunda Guerra Mundial sigue siendo una de las ciudades mas bonitas de Europa. Budapest esuna ciudad divididapor un rio (Buda y Pest).

El parlamento Es el edificio más famoso de la ciudad. Construido en 1902 dispone de más de 700 habitaciones y 18 patios. Se puede visitar, pero simplemente con ver su exterior quizá sea más que suficiente. Desde el Buda, con el Danubio, es imponente, en Pest puedes ver la famosa bandera y el patio donde comenzó la famosa revuelta de 1956.

El Bastión de los pescadores. Esta obra neogótica ofrece una vista de Pest es magnífica. Este lugar es un homenaje al gremio de pescadores que defendieron la muralla en la Edad Media. De día hay que

Puente de las Cadenas. Budapest es la ciudad de los puentes, puentes que unen la Buda y Pest sorteando el Danubio. El más famoso el de las cadenas, aunque todos los puentes en Budapest, como el de la libertad, tienen ese algo que los hace bonitos, muy bonitos.

El Palacio Real y el Castillo de Buda. Aunque poco queda del original palacio construido en el siglo XIV, merece la pena ir a ver como este espectacular edificio se ha ido reconvirtiendo con el tiempo a causa de guerras y grandes batallas. Junto al palacio está el Museo de Historia de Hungría y la Biblioteca Nacional, todo dentro de un gran complejo.

Plaza de los Héroes. Junto al balneario de Széchenyi y uno de los parques más bonitos de Budapest está la famosa Plaza de los héroes. Es un lugar idónea para pasear, porque todo lo que rodea al lago son senderos que conducen a un enorme lago y varios lugares dignos de fotografiar como el Castillo de Vajdahunyad. Este parque es ideal para llevar comida y tomarte un buena pizza junto al lago.

Basílica de San Esteban. Esta basílica es la más grande de toda Hungría, con una capacidad para nada menos que 8.500 personas. Su cúpula tiene una altura de casi 100m. Su tamaño es tan descomunal que necesitarás un buen objetivo para poder fotografiarla.

Y por último y no menos importante es una visita obligatoria ir a los dos balnearios mas importantes de la ciudad, uno de los atractivos mas llamativos de la ciudad.

Balneario Széchenyi Con piscinas al aire libre es una de las más visitadas. Ofrecen baños calientes todo el año y masajes y tratamientos médicos. Los pases suelen duran 2 horas y hay días/horarios exclusivos para hombres y para mujeres así como mixtos.

Balneario Gellért Bañarse aquí es nadar dentro de un palacio. Es como estar dentro de una catedral con un piscina en su interior.

Ayúdanos a difundirlo!

Cerrar menú